Botella Challenge

Estoy indignada señor alcalde, le comunico que estoy muy descontenta con el nuevo reto, al que usted no se enfrenta, de la botella challenge. Me parece despreciable hacia el pueblo que los humanos intenten ponerme de pie con un insignificante movimiento, es una falta de respeto hacia mí y hacia todos. Me estropean el plástico y desperdician mi preciada agua solo para ponerme de pie ¡Estoy hartísima! No puedo servir a los ciudadanos si la mitad me deja aplastado y con honduras en mi plástico. Como esta moda no se vaya pronto acabarán con nosotros, y lo peor es que celebran que nos ponen de pie con un desagradable DAB que nos ofende quiera o no a todas las botellas de este país, esto es la guerra señor alcalde. Espero que haga algo al respecto antes de 24 horas o empezaremos a escaparnos de supermercados y máquinas dispensadoras.

Como no se ponga en contacto rápidamente y deshaga esta tontería, prometo solemnemente por la más rica botella que tomaré la justicia por mi mano. Espero sus repuestas. ¡Y soy muy impaciente!

Chiste de turno: …Hola señor alcalde soy Ana, Ana Botella (para incultos, ex alcalde y esposa de Aznar).