Lo mejor está por llegar…

Dos grandes momentos del curso estaban por venir: El viaje y la Graduación, el primero de ellos ya había llegado. Emocionados, inquietos, expectantes. Así estaban los estudiantes de segundo de bachillerato de Cristo Rey, quienes, maleta en mano, subieron al autobús que los llevaría camino a los cinco días mas emocionantes del curso. ¡A Salamanca! Iba avanzando la mañana y los autobuses cambiaron su silencio adormecido por las voces de ilusión ante el viaje que les esperaba. El primer destino fue Ávila, conocida por sus grandes murallas, visitaron la familiar cuidad de Santa Teresa de Jesús, desfilando por sus calles las distintas sudaderas que según la modalidad habían diseñado para la ocasión. Al final de la tarde llegaron a Monterrey y se prepararon para salir a conocer la cuidad y su vida nocturna (la plaza mayor iluminada les dejó sin palabras)

El segundo día se levantaron con energía para conocer la cuidad, la plaza, la universidad, la catedral….. Ninguno de ellos abandonó la misión de encontrar la rana y el astronauta camuflados en las fachadas de estos edificios. Comiendo por primera vez en el hotel, jovial algarabía, volvieron a subir en el autobús camino a ciudad Rodrigo, sorprendente por su foso, y sus calles y paisajes de distintas etapas de la historia que fueron fotografiadas por miles de móviles. Fue sorpresa, una parada no planeada en el peculiar pueblo de La Alberca donde descansaron las largas horas de autocar; y finalmente al caer la noche , se acicalaron sacando sus mejores ropas y contenidas ganas de fiesta, para salir a experimentar de nuevo la vida nocturna de la ciudad, esta vez desde el ámbito mas relajado del universitario…. Uno de los pubs con mas fama entre los alumnos fue La Hacienda.

 En el Ecuador del viaje; los alumnos ya eran despertados por los profesores, a quienes aún no hemos presentado, Don Antonio de Economía, Doña Teresa de Química, Doña Rocío de Biología y Don Miguel de TICS; cada uno dormía en una planta del hotel para garantizar los dulces sueños  de sus protegidos. Este día el desayuno fue algo mas temprano y esas horas de sueño fueron recuperadas en el autobús camino a Cáceres, cuyas torres, historia y tono rojizo de sus edificios permitió a los chicos pasear por el s. XV en plena edad Contemporánea. Resultaba imposible volver al hotel, por lo que almorzamos en Cáceres ante el amparo de su plaza mayor y sus calles. El regreso a Salamanca sirvió de siesta reparadora antes de salir a explorar de nuevo la cuidad en el tiempo libre previo cena; la mayoría se dejó caer por las tiendas de sudaderas y ranitas típicas…. O las panaderías con hornazos y embutidos castellanos.

El día cuarto abandono el ámbito cultural para trasladarnos al deporte. Esperado por muchos, chicos y chicas se dividieron en grupos para practicar canoas y paintball. En paintball debías demostrar tu velocidad y capacidades de estrategia para capturar la bandera enemiga, lo que se convirtió en una auténtica batalla; pero las canoas era un trabajo colectivo con el fin de no darse un chapuzón, lo que no pudo ser evitado por muchos que habían decidido bucear en el Tormes.

El final de la tarde transcurrió en el hotel, secando ropa y preparándose para la última noche salmantina, que como última noche, será “recordada” por todos.
Entre nuevas experiencias y sueño acumulado, nuestros viajeros cerraron sus maletas, se despidieron del hotel y el quinto día, Domingo de Ramos, disfrutaron del parque de atracciones de Madrid, para al final de la tarde regresar a Jaén donde se reencontrarían con sus familias después de tan buenos días

Los chicos vivieron los días más emocionantes del curso, que con toda seguridad, guardaremos para siempre un lugar preferente en sus corazones; cargadas las pilas, volvemos fuertes para enfrentarnos al tercer momento mas importante de nuestra agenda….. La Selectividad, de la que esperamos salir tan victoriosos como de estos cinco días inolvidables.

Noticia redactada por la alumna: Inmaculada Aguilera. 2º Bachillerato B.

 

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *